Categorías
Testing

Prueba de mercado

¿Por qué hacer una pruebas de mercado?

Presentar un nuevo producto o servicio sin hacer una prueba de mercado primero es como saltar de un acantilado al mar, con los ojos vendados: impensable, potencialmente mortal, traicionero e innecesariamente riesgoso. Muchas ideas y productos nuevos tienen éxito porque sus creadores identificaron una necesidad insatisfecha en el mercado y verificaron la viabilidad de ese concepto.

Su tiempo y dinero son extremadamente valiosos para usted: no puede permitirse desperdiciarlos invirtiéndolos en la producción de un producto o servicio que falla en el mercado. Cuanto más pruebe su producto antes de producirlo y venderlo, más probabilidades tendrá de obtener las ventas y las ganancias que desea. Solo recuerde, cada dólar que gaste en pruebas de mercado le ahorrará muchos dólares en pérdidas más adelante en el proceso de marketing .

A través de una investigación de mercado correcta y vigorosa , descubrirá la siguiente información vital:

  • Demanda de un producto o servicio en su mercado
  • Cifras de ventas dentro de un mercado para un producto o servicio en particular
  • Quiénes son tus clientes
  • Lo que piensan esos clientes sobre su producto o servicio y lo que piensan sobre sus competidores, para que pueda capitalizar sus fortalezas
  • Dónde y cómo compran los clientes su producto o servicio, para que pueda establecer los canales de distribución y marketing más efectivos
  • Cuánto están dispuestos a pagar los clientes, para que pueda calcular un precio competitivo para ellos y beneficios realistas para usted
  • Quién es su competencia directa e indirecta
  • Cómo posicionar tu producto o servicio para que aproveches su propuesta de venta única
  • A qué regulaciones gubernamentales estará sujeto su producto o servicio a nivel local, estatal y federal
  • Qué métodos de venta, publicidad, visualización y promoción son más eficaces

He aquí cómo empezar:

Desarrolle un prototipo, modelo o descripción del producto o servicio que pueda mostrar a otros. 

La mayoría de las ideas para nuevos productos o servicios no funcionan la primera vez. Con un modelo o prototipo, puede fotografiarlo o crear una imagen de algún tipo y demostrárselo a un posible comprador. También le permite probarlo usted mismo para asegurarse de que funciona. (Asegúrese de tomar notas precisas de su investigación; es posible que se le ocurra una idea aún mejor más adelante).

Determine el precio al que puede vender el producto en el mercado actual. 

Obtenga precios y fechas de entrega precisos de los proveedores, especialmente si compra el producto para revenderlo. Determine todos los costos involucrados en llevar el producto o servicio al mercado: los costos de oficinas, equipo, envío, pérdida, rotura, seguro, transporte, salarios, etc. Incluya sus costos de mano de obra personal a su tarifa por hora como costo de hacer negocios . Pregunte a sus amigos y familiares si comprarían este producto al precio que tendrá que cobrar.

Vaya a un cliente potencial con su muestra o prototipo y pregúntele si lo compraría. 

Asegúrese de llamar a la persona que toma las decisiones de compra. Luego pregúntele cuánto pagaría por este producto. Si la gente critica su nueva idea de producto, pregúnteles por qué. Pregunte cómo se podría modificar el producto para hacerlo más atractivo.

Compare su producto con otros productos del mercado. 

Pregunte continuamente: «¿Por qué alguien cambiaría y me compraría?» Solicite las opiniones negativas de los demás. No se enamore de su idea, sea un pesimista optimista y busque las fallas en su plan de marketing.

Visite ferias comerciales y exposiciones: son un lugar excelente para obtener comentarios inmediatos sobre un nuevo producto. 

Puede participar en una feria comercial registrándose como fabricante o comprador mayorista. Una vez que esté dentro, averigüe qué más está disponible que sea similar o que realice la misma función que su producto. Otras empresas que comercializan productos similares tendrán sus productos en exhibición; observe detenidamente lo que tienen para ofrecer. Luego, hable con los compradores de productos: los compradores sofisticados en la feria comercial pueden decirle inmediatamente si su producto tendrá éxito o no.

La única prueba real de un producto es una prueba de mercado, en la que lleva su nuevo producto o servicio a un cliente que puede comprarlo para ver si le gusta. Tan pronto como sepa su costo y precio, haga una llamada de ventas a un comprador potencial. (La capacidad de vender el producto es más importante que cualquier otra habilidad; esto le dará la oportunidad de perfeccionar la suya). Escuche atentamente los comentarios y objeciones del comprador: sus comentarios no tienen precio.

Luego, una vez que haya determinado que existe un mercado lo suficientemente grande para su producto, al precio que tendrá que cobrar para obtener ganancias, comience inmediatamente a pensar en formas de mejorar tanto el producto como el marketing. Modificar continuamente sus planes, en lugar de ceñirse solo a sus ideas originales, ayudará a garantizar el éxito de su producto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *